Godfrey Chi-Fung Chan
marzo 19, 2020/Investigación
  • By Ignacio Rodríguez Morales
  • 153
  • 0

Godfrey Chi-Fung Chan & Ka-Wai Cheung &Daniel Man-Yuen Sze

Los datos actuales in vitro y algunos datos preliminares in vivo sugieren que el própolis tiene propiedades inmunomoduladoras, antitumorales, y antimicrobianas. Própolis de diferentes localizaciones geográficas pueden tener diferentes ingredientes activos. El Artepillin C es uno de los mayores compuestos que se encuentran de forma única en propóleo verde brasileño [ 13], y CAPE es uno de los componentes principales de muchos propóleos encontrados en las zonas templadas.

Este extenso espectro de efectos terapéuticos hace del própolis un candidato potencial en varios escenarios clínicos.


El própolis y sus ingredientes activos Artepillin C o CAPE (Ácidos Cafeicos Fenetil Ester) han demostrado tener efectos inmunomoduladores en un amplio espectro de células inmunes, incluidas las de linfoides o monocíticos. Encontramos que tanto el própolis como el Artepillin C pueden terminar con las células leucémicas y al mismo tiempo inducir inmunosupresión en células T; por lo tanto, es un compuesto ideal para futuros ensayos clínicos en este entorno.

El própolis y sus ingredientes activos Artepillin C y CAPE también tienen propiedades antitumorales potenciales y ejercen tal acción por diferentes mecanismos, incluida la supresión de proliferación de células tumorales mediante sus efectos inmunomoduladores, disminuyendo las poblaciones de células madre cancerosas; bloqueo de las vías de señalización oncogénicas específicas, ejerciendo efectos antiangiogénicos y modulando el microambiente tumoral.

Los administración relativamente fácil por vía oral y el buen perfil de seguridad como lo refleja su larga historia de uso desde los tiempos antiguos, hacen del própolis un agente adyuvante ideal para un futuro régimen anticancerígeno. Sin embargo, son necesarios procesos de fabricación robusta, controles de calidad estandarizados y ensayos cínicos de buen diseño, son pasos críticos para verificar estas afirmaciones.

El própolis sigue siendo un tratamiento con eficacia y seguridad desconocida para muchas enfermedades. Si bien ha sido ampliamente estudiado en cáncer, los usos potenciales pueden incluir el tratamiento de enfermedades inmunológicas como alergia, asma o dermatitis atópica, como lo indican sus efectos inmunes [ 73 – 76].

Medicamentos a base de hierbas [77 ] y suplementos dietéticos [78 ] se han utilizado durante siglos para el tratamiento de enfermedades autoinmunes y de alergias y ahora están siendo estudiadas de manera científica. Junto con própolis, muchas de estas terapias pueden usarse más eficientemente y más información sobre sus componentes y mecanismos de acción son aclarados.

PUBMED: PMID: 22707327

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Suscríbete a nuestra newsletter
Síguenos